Architecture of the absurd

Sobre nosotros

ARCHITECTURE OF THE ABSURD es una banda de Rock Progresivo. Ese que en la década de los 70 movía masas de cerebros ávidos de unirse a un movimiento musical que englobara todo. Ese rock progresivo indefinido, sin barreras, sin límites. Ese que se reía del mundo y de si mismo, una deliciosa caricatura de la música.

ARCHITECTURE OF THE ABSURD recoge influencias de bandas como Van Der Graaf Generator, Gentle Giant o King Crimson, las tamiza por un filtro de Mr. Bungle y las representa en un imaginario Circo del Sol. El resultado no puede ser mas impredecible. Nada es lo que parece, y no se parece a nada.

Toda esta especie de mundo paralelo sin sentido ha sido creado por Lorenzo Matellán y Razl, dos músicos caracterizados por una inquietud creativa ilimitada alimentada por una capacidad para transformar lo sencillo y bonito en raro y extraño que da un poco de miedo. O al menos inquieta. A través de sus composiciones, Architecture of the absurd proponen situaciones imaginarias basadas en cuentos, películas o historias que han escuchado a terceros, y las plasman en letras muy directas y con un extraordinario doble sentido.

L.Matellan

Lorenzo Matellán es un teclista e ingeniero de sonido caracterizado por la inquietud y la necesidad de ser musicalmente libre. Está obsesionado con romper sus propias barreras eliminando complejos mediante maquinas capaces de generar sonidos absurdos. Su máxima principal: todo vale menos la palabra “ni”.

Razl

Razl es un guitarrista fuera de lo normal. Tras la búsqueda incesante de si mismo, descubrió que era mas de una persona, lo que le llevó a fundar Beluga. Sus discos en solitario, “Rotonova” y “Microscopic“, obtuvieron muy buenas críticas en medios especializados, pero ahora, por fin abraza sin complejos, el proyecto que le lanzará a la fama cósmica. Sea lo que sea lo que eso significa.

Marco Minnemann

Marco Minnemann

Damian Erskine

Damian Erskine

La presencia del extraordinario y no menos raro batería Marco Minnemann ha dado a Architecture of the absurd un empuje extra. Su participación en el proyecto ha llevado a la banda a dar un paso mas allá en sus pretensiones musicales, reforzandolas con una contundencia rítmica solo comparable a la potencia del despegue de una nave interestelar.

El ultimo eslabón de este complejo entramado ha sido Damian Erskine, bajista virtuoso que ha comprendido perfectamente las mentes calenturientas y defectuosas de L. Matellan y Razl sirviendo de perfecto pegamento entre los incontrolables pulsos de Marco y los incongruentes métodos musicales de Architecture of the absurd.

Architecture of the absurd es el resultado final de algo que comenzó de una manera totalmente aleatoria e indefinida. La mayoría de los temas han tomado su forma definitiva casi en el momento final antes de entrar al estudio de grabación. Tanto Lorenzo como Razl iban aportando nuevas ideas y fragmentos que se almacenaban en una especie de archivo imaginario sin tener en cuenta el numero de temas que formarían parte del disco. Llego un momento en el que el numero de fragmentos musicales era tal que en Architecture of the absurd empezaron a sentir algo de agobio por no poder plasmar todas esas ideas. Así que habiendo puesto una fecha concreta para iniciar la grabación se decidió cerrar el  flujo incesante de ideas y poner en orden todo lo que se había creado hasta el momento. La dificultad para dar sentido y cabida a todas ellas, les llevo a pensar en la idea de algo abstracto, con sentido pero a la vez sin el, y fue bajo esa perspectiva bajo la que se fueron integrando todos los fragmentos en forma de temas.